Reflexiones de una vida

la-vida-es-otra-cosa-2

En ocasiones en la vida llega un momento en el que debes tomar una decisión, te paras a pensar cual es la opción correcta y te das cuenta que a pesar de que te preguntes constantemente aun no sabes formular la pregunta adecuada…

Llevo varios días con esta ida en la cabeza, preguntándome si es posible escribir sobre lo más importante de mi vida, que soy yo misma y quizás con mi historia poder llegar a alguien más, bueno eso aún lo estoy decidiendo, puesto que a quién le interesaría. Dicen que las historias pueden influir en tu vida y trascender y creo que es verdad pero de ahí a ser capaz de compartir quien eres realmente o quien crees que eres son palabras mayores.

Cuando te encuentras a alguien y te explica una historia emocionante, triste, divertida en tu fuero interno puedes llegar a hacerte muchas preguntas. ¿Qué es la vida? Podía hacer una descripción filosófica, teológica, científica o espiritual, pero la respuesta que os voy a dar es tú, yo y cada minuto que nuestra existencia.

Desde que era niña he vivido preguntándome qué hago aquí, porqué soy como soy, porqué me gusta lo que me gusta, para qué me siento de esta manera o de esta otra y en ocasiones logro encontrar la respuesta pero en otras simplemente ni yo me entiendo a mí misma.

Pensar sobre el tiempo es un verdadero dolor de cabezas en ciertas ocasiones, si te detienes a ver e reloj y ves como las manecillas pasan los segundos unos tras otros terminas por marearte y decirte a ti misma ¿Qué estás haciendo con tu vida? Pienso que el tiempo es lo más importante que tenemos, es lo único que nos permite estar donde estamos, sino existiera el tiempo ¿Quiénes seríamos? ¿Estaríamos haciendo lo que estamos haciendo? Acaso sería eso posible.

Soy de las personas que no me limito a creer en solo lo que soy capaz de ver, me doy la oportunidad de intentar ir más allá aunque a veces no entienda que es lo quiero descubrir. En la era en la que estamos hay muchas teorías que se están desmoronando, gracias a Dios, y están resurgiendo nuevas formas de ver la vida, de creer, de amar, de sentir, de vivir.

Cada día de mi vida ojalá sea capaz de vivirlo con conciencia, no es tan fácil como parece, la teoría es bastante explícita pero la práctica es un verdadero reto. Lo que sé es que a pesar de que tengamos miedo por lo que estamos viviendo o sintiendo. Pienso que vale la pena intentarlo, quizás solo quizás si lo logramos independientemente del resultado final nos daremos cuenta de que el tiempo lo hemos vivido, puesto que vivir es un regalo.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Paste your AdWords Remarketing code here