El arte de pintar y combinar los colores

4cc970_e3a2fcc880324e73ac011f90885a12f6

Un artista cuando se prepara para hacer su obra maestra debe tener claro varios pasos y procedimientos para hacer que su idea quede plasmada de forma correcta en el lienzo.

Los colores son una fuente de vibración que da vida a un dibujo. El arte de combinarlos es saber encontrar el equilibrio entre sus propiedades y características, de esta manera al colorear los contrastes serán armoniosos y cautivarán al espectador.

Cada pincelada da un contraste diferente a la creación de una obra de arte, en donde el artista refleja sus pensamientos y sus emociones. Al igual que en la práctica musical, en el arte de pintar se requiere de la integridad óptima del sistema nervioso puesto que el ser humano es en toda su expresión creatividad pura.

Para comprender la capacidad que tenemos las personas para crear es importante conocerse a uno mismo. Cuando el artista integra su expresión imaginaria y la manifiesta en el mundo real es capaz de transmitir en un lienzo lo que un poeta transmite en sus versos.

Para hacer de las mezclas de colores un arte propio debemos seguir una serie de pasos que nos permitirán mediante la práctica ser cada vez más expertos hasta haber integrado de forma intrínseca cada color en su estado puro.

4 pasos para hacer de una combinación de color una obra de arte

  1. Aprender mezclando: La mejor manera de aprender a mezclar colores es a base de práctica. Por lo tanto a partir de ahora nos centraremos en las mezclas de colores, de esta manera aprenderemos a conocer cuáles son aquellas mezclas que nos resultan llamativas, con las que nos identificamos más o aquellas que son las más adecuadas para nuestra pintura.
  2. Estudiar los colores: es importante que tengamos un conocimiento sencillo pero claro del significado de los colores. Conocer el espectro de gamas de colores y el impacto emocional que puede causar en los espectadores de nuestra obra. Por ejemplo: el color rojo de forma colectiva simboliza el amor, la sangre de la vida. El color verde, es símbolo de esperanza y de naturaleza. Como vemos hemos de tener presente si queremos que los colores de nuestra obra simbolicen una realidad o una fantasía.
  3. Conocer la tonalidad, el valor, temperatura e intensidad de cada color: estas cuatro características son fundamentales a la hora de realizar las combinaciones de colores para poder hacerlo de forma profesional.
  4. Confianza: quizás al principio no nos sintamos seguros de las mezclas que realicemos pero poco a poco con la práctica se va cogiendo confianza al ver como los resultados cada vez adquieren las tonalidades que nosotros deseamos mediante la práctica.

Otro de los aspectos que debemos tener presentes y que es clave para poder empezar mezclando son las proporciones que cada color ha de tener para ello debemos saber distinguir entre:

Colores primaros: Rojo, amarillo y azul

Colores secundarios: son el resultado de la mezcla de dos colores primarios.

Azul + Amarillo = verde

Rojo + Amarillo = naranja

Rojo + Azul = morado

Colores complementarios: se obtienen de la mezcla de un color primario con un color secundario, de esta combinación pueden surgir gran cantidad de resultados como son el rojo escarlata, amarillo dorado, purpura, etc.

Como vemos el mundo de los colores es apasionante y cuando te introduces en él descubres que hay gran cantidad de información que debemos tener presente cuando realicemos las mezclas de colores en nuestros dibujos para hacer de nuestra obra de arte un resultado integro en su totalidad en donde se refleje la esencia de nuestra idea.

Ahora te toca empezar a mezclar, mucha suerte!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Paste your AdWords Remarketing code here